Buscar este blog

Cargando...

martes, 15 de febrero de 2011

El JG 26 en el Frente Oriental


JG 26 “Schlageter Ostfront



En una reunión celebrada en Berlín con los comandantes de la Jagdwaffe a principios de 1943 se pensó en intercambiar el JG 54 por el JG 26 “Schlageter” a fin de que no pasasen demasiado tiempo en un mismo frente operacional. Sin embargo el cambio de todo el Geschwader sería poco práctico de modo que se optó por cambiar solo un Gruppe más una Staffel a la vez. Adolf Galland decidió efectuar el cambio experimental en las unidades de la Jagdwaffe enviando al III./JG 54 y sus Bf 109 al oeste mientras que el I./JG 26 “Schlageter” bajo el mando del Major Johannes Seifert se trasladó a Heilingenbei para recibir sus nuevos Fw 190 A-5. Desde allí se trasladaron al aeródromo de Relbitsa, al oeste del lago Ilmen. El cambio para estos pilotos fue radical pues en el oeste gozaban de muchas de las comodidades que ahora no tenían. El frío y la nieve pronto se hicieron normales así como las nuevas condiciones de lucha, terreno sin apenas hitos para guiarse para llegar a las líneas alemanas, pocos de los que tuvieron que aterrizar en territorio enemigo lograron alcanzarlas. También la lucha se desarrollaba a baja cota y había que tener sumo cuidado con la numerosísima artillería antiaérea soviética.

El 16 de febrero los hombres del I./JG 26 entablaron combate con los pilotos soviéticos por primera vez, mientras que cubrían la retirada de las tropas de Demyansk. Una formación de Il-2 hizo acto de presencia con el objetivo de atacar a las tropas terrestres en retirada, sin embargo los Fw 190 se lanzaron sobre ellos derribando 11 aparatos soviéticos sin sufrir ninguna pérdida. Sin embargo al día siguiente se registró las dos primeras pérdidas de la unidad, uno de ellos fue el Unteroffizier Schnell, alcanzado por un impacto directo de la artillería antiaérea. Después un grupo de Il-2 llegó a la zona escoltado por los cazas YaK-7 del GvIAP (239º IAD). El Unteroffizier Kneiss se estrelló contra el suelo cuando combatía con ellos a baja cota. Un tercer aparato, a los mandos del Gefreiter Kaiser, se estrelló al tomar tierra tras combatir contra cazas soviéticos, afortunadamente su piloto sobrevivió al accidente. En el combate fueron derribados tres cazas soviéticos más. Sin embargo fue una buena lección para los pilotos del I./JG 26 que no cayó en saco roto. En los siguientes tres días derribaron 9 Il-2 y un LaGG-3 sin pérdidas propias mientras que el día 21 de febrero fueron derribados 4 cazas enemigos más.



El día 23 se desarrolló otra dura batalla aérea con un grupo de cazas, entre los que se encontraban los YaK-7 del 42º IAP. En la lucha 2 LaGG-3 y 2 P-40 fueron abatidos, pero uno de los Fw 190 fue alcanzado en el fuselaje por el cañón de 37 mm de un YaK-7 pudiendo regresar a la base. Dos días más tarde otros 4 Il-2 y 2 cazas LaGG cayeron bajo el fuego de los Fw 190 del I./JG 26.

El día más exitoso hasta la fecha tuvo lugar en los combates desarrollados el 5 de marzo cuando 14 aviones soviéticos fueron destruidos en combate aéreo a cambio de perder uno de sus pilotos. De esas victorias el Hauptman Walter Höeckner, Staffelkapitän 1./JG 26, se anotó cuatro Il-2 y dos cazas P-40. Otras cuatro victorias fueron logradas por el Feldwebel Scheyd de la 3./JG 26 mientras que otros tres cayeron bajo el certero fuego del propio Kommandeur. El 7 de marzo el Hauptman Höeckner logró derribar a cinco Il-2 y un caza P-40, mientras que los otros pilotos solo lograron abatir otros tres aparatos más.

Antes de la retirada definitiva del área de Demyanask a mediados de marzo, los pilotos del Major Seifert se adjudicaron la destrucción de 75 aparatos soviéticos en combate aéreo. Después fueron trasladados al sur, a Shalatovka, cerca de Smolensk. Desde su nueva base sirvieron de apoyo a las tropas alemanas que se retiraban de la bolsa de Rzhev-Vyazma. La actividad decayó y los pilotos del 3./JG 26 fueron asignados a la lucha contra los partisanos, sin embargo, quedaba más que claro que utilizar estos experimentados pilotos en estas tareas era un desperdicio de recursos. A principios de junio el I./JG 26 regresó a Francia con un registro de 127 victorias en el este, 17 de ellas logradas por el Hauptman Höckner, 11 por el Major Seifert y 9 por el Feldwebel Karl Willius, 2./JG 26. En cuanto a las pérdidas sufridas por la unidad, nueve pilotos resultaron muertos, incluyendo al Oberleutnant Zink, Staka del 2./JG 26. Del total de victorias 17 fueron sobre máquinas americanas del Programa de Préstamo y Arriendo, incluyendo un avión de reconocimiento Curtiss O-52 Owl utilizado por los partisanos. 



Otra unidad que fue trasladada de Francia al Frente Oriental a finales del mes de febrero fue la 7./JG 26 que reemplazaría a la 4./JG 54 en la base de Krasnogvardeysk, quedando bajo el mando del I./JG 54. El 5 de marzo entablaron combate contra los aparatos soviéticos en cooperación con los Fw 190 del JG 54, en la acción el Feldwebel Erich Jauner logró derribar un caza LaGG-3. A finales de mes la cifra de derribos había aumentado con 9 aparatos más, 5 de ellos derribados por Jauner. Hasta el 13 de abril no vieron más acción, cuando interceptaron un grupo de aparatos enemigos, el Hauptmann Kelch derribo un bombardero Pe-2 y el Leutnant Reischer un caza LaGG de la escolta. El 21 de mayo cuatro aparatos enemigos cayeron bajo el fuego de los cañones del Hauptmann Mietusch mientras que el Oberfeldwebel Kemethmüller daba cuenta de otros tres aparatos más. Los combates aéreos de la 7./JG 26 se sucedieron hasta finales de junio, hasta ese momento la unidad había logrado 63 victorias, perdiendo a tres de sus pilotos. El Feldwebel Jauner logró destruir 10 aparatos soviéticos en combate aéreo, pero el mismo fue derribado el 18 de junio y hecho prisionero. El más exitoso fue el Hauptmann Mietusch con 14 victorias acreditadas. Antes de esos cambios, el III./JG 54 y 4./JG 54 se quedaron permanentemente en el Oeste bajo la supervisión operacional del JG 26.


Fuente: ORMEÑO, J. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada