Buscar este blog

jueves, 23 de octubre de 2014

Cañón AA Bofors 40 mm


Cañón antiaéreo M1 Bofors 40 mm.


El fabricante sueco Bofors produjo multitud de cañones a lo largo de la Segunda Guerra Mundial y el cañón antiaéreo M1 de 40 mm fue una de las piezas más importantes de la contienda para la defensa antiaérea. El diseño se remonta a la década de 1930 en Suecia y pronto fue adoptado por el US Army, en concreto fue la Armada cuando la incluyó en su inventario en 1938. Por su parte el Ejército haría lo propio ya en 1941 a pesar de que la producción inicial fue pequeña y la mayoría de las armas entregadas fue a parar a la Armada. A principios de 1943 esta pieza antiaérea comenzó a llegar a las unidades del Ejército en cantidades apreciables.

El Bofors de 40 mm disparaba un proyectil de dos libras a una distancia de 7.160 m (L/60) o 12.500 m (L/70). La munición se presentaba en un cargador de cuatro proyectiles que se insertaban en una tolva en la parte superior del cañón. El cañón podía disparar hasta 120 proyectiles por minuto, mucho más rápido que lo que la dotación podía alimentarlo. Para su uso terrestre disponía de un remolque de cuatro ruedas, similar al utilizado en el cañón M1A2 de 37 mm, que podía ser remolcado con facilidad. La plataforma le permitía disparar en 360º y disponía de estabilizadores para poder disparar incluso sobre ruedas. El conjunto no disponía de escudo blindado dejando a la dotación desprotegida.

Cada pelotón antiaéreo equipado con estos cañones disponía de cuatro de ellos con un director de tiro M5 que se conectaba a cada cañón mediante cables y era alimentado por un generador, además disponía de cuatro ametralladoras cuádruples de 12´7 mm como complemente antiaéreo. Cada batería se componía de dos pelotones de cañones Bofors.

Con esta configuración todo el pelotón podía disparar sobre un mismo objetivo al unísono. Sin embargo, en combate, las dotaciones de cada cañón preferían utilizar el sistema de puntería propio del cañón. Cada arma disponía de un rastreador de azimut y elevación a cada lado del cañón, enfrente de los dos asientos disponibles a cada lado. El rastreador de elevación tenía un pedal para poder disparar el cañón cuando estuviese alineado con el blanco. Los cargadores de proyectiles tenían uno trazador para poder corregir el disparo. Más avanzada la contienda el director de tiro M5 fue sustituido por el mejorado M7 que eliminaba la necesidad de una sección de tiro independiente y centralizado. 


Fuentes:
GANDER, T. The 40mm Bofors gunPatrick Stephens, 1990
BISHOP, C. “Encyclopaedia of weapons of World War II” MetroBooks, 2002

English version

The Swedish manufacturer Bofors guns produced many throughout World War II anti-aircraft gun and 40mm M1 was one of the most important pieces of the fight for air defense. The design dates back to the 1930s in Sweden and was soon adopted by the US Army in particular was the Navy when he included in his inventory in 1938 Meanwhile the Army would do the same as in 1941 despite the initial production was small and most of the weapons handed went to the Navy. In early 1943 this piece flak started coming to Army units in appreciable amounts.

The Bofors 40 mm projectile fired two pounds over a distance of 7160 m (L/60) or 12 500 m (L/70). The ammunition magazine is presented by four shells which were inserted into a hopper at the top of the barrel. The cannon could fire up to 120 rounds per minute, much faster than the endowment could feed. Available for terrestrial use a four-wheel trailer, similar to that used in the M1A2 37 mm gun, which could easily be towed. The platform allowed him to shoot 360 and stabilizers available to shoot even on wheels. The set did not have armored shield leaving unprotected envelope.

Each equipped with anti-aircraft firing these guns had four of them shot with a director M5 which was connected by wire to each gun and was powered by a generator, also had four quadruple 12'7 mm machine guns and anti-aircraft complement. Each battery consisted of two platoons of Bofors guns.

With this configuration the whole platoon could fire on any one target in unison. However, in combat, each gun crews preferred to use the system's own aim the cannon. Each weapon available a tracker azimuth and elevation on each side of the barrel in front of the two available seats on each side. The tracker had a lift pedal to fire the cannon when it was aligned with the target. The Chargers had one tracer projectiles to correct the shot. Later in the match director shot M5 was replaced by the improved M7 which eliminated the need for an independent, centralized section shot.



Sources:
GANDER, T. The 40mm Bofors gunPatrick Stephens, 1990
BISHOP, C. “Encyclopaedia of weapons of World War II” MetroBooks, 2002

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada