Buscar este blog

jueves, 23 de julio de 2015

Detector de minas SCR-625



Detector de minas estadounidense
SCR-625
 

El detector de minas portátil SCR-625 fue desarrollado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Defensa (CEDR) mediante un contrato con Hazeltine Co. de Nueva York durante los primeros días del conflicto mundial. Los primeros equipos comenzaron a llegar a las unidades en 1942 y fue utilizado por primera vez en los campos minados de las ardientes arenas del norte de África.

La morfología del SCR-625 se ha convertido en una forma muy familiar, una varilla larga terminada en una bobina en forma de disco que servía de detector. Para suministrar la energía necesaria se acompañaba de una mochila con unas pilas o batería para inducir el campo magnético alrededor del disco. El resonador se instalaba en el hombre del operador que además, contaba con unos auriculares. El conjunto del detector pesaba en total 3´5 Kg y producía un zumbido en los auriculares del operador al detectar un campo de metal bajo tierra, entre 15 y 30 cm de profundidad. Inicialmente se pidió que fuese capaz de detectar minas a una profundidad de hasta 45 cm pero raramente las minas eran colocadas a tal profundidad. El SCR-625 se convirtió en el detector de minas estándar del US Army entrando en producción en septiembre de 1942. Cuando las unidades estadounidenses desembarcaron en Marruecos en noviembre de ese mismo año ya estaba distribuido entre las unidades de zapadores. A pesar de sus bondades tenía dos graves defectos, no estaba hecho a prueba de agua y resultó ser bastante frágil.

Los zapadores caminaban por las pistas o caminos balanceando los detectores de un lado a otro barriendo una zona de unos 120 cm de ancho. Cuando la bobina pasaba por encima de una mina el zumbido se convertía un algo casi como un agudo grito muy fuerte. La aguja del medidor de la caja de control también indicaba la presencia de la mina. En ese momento el zapador había terminado su trabajo con esa mina, la marcaba para que fuese desactivada por los hombres que le seguían detrás. Este procedimiento resultó ser muy eficaz. El panorama cambió cuando el ejército estadounidense desembarcó en Italia, el SCR-625 resultó ser mucho menos eficaz que en las arenas del desierto. Esto fue debido al alto contenido en hierro del suelo y en las contramedidas adoptadas por los alemanes. Comenzaron a usar menos minas magnéticas y las antipersona fueron instaladas en cajas de madera en lugar de su armazón metálico. Otro problema surgió cuando los operadores comenzaban a mostrar cansancio debido al peso del equipo. El SCR-625 no era utilizado bajo fuego enemigo ya que era necesario estar de píe siendo un blanco fácil. Por otra parte, la lluvia arruinó muchos de estos detectores al no estar preparados para operar bajo este elemento. En Europa también fue utilizado pero tampoco logró alcanzar el éxito que cosechó en el norte de África. 

 
Fuentes:
BRAYLEY, M. “American web equipment 1910-1967 ” Concord Press, 2006
Technical Manual TM 11-1122

English version

The detector SCR-625 portable mine was developed by the Council for Scientific Defense (NDRC) Research under contract with Hazeltine Co. in New York during the early days of World War. The first teams began arriving units in 1942 and was first used in minefields in the burning sands of North Africa..

The morphology of the SCR-625 has become a familiar form, a long rod ending in a disk shaped coil serving as a detector. To supply the necessary energy is accompanied by a backpack with a battery or battery to induce the magnetic field around the disc. The resonator is installed in the operator man who also had headphones. The detector assembly weighed total 3'5 Kg and produced a headset buzz operator to detect a field of metal underground, between 15 and 30 cm deep. He initially asked to be able to detect mines at a depth of up to 45 cm but rarely mines were placed at such a depth. The SCR-625 became the standard mine detector US Army entering production in September 1942. When American units landed in Morocco in November of that year and was distributed among the units of sappers. Despite its benefits had two serious flaws, it was not made waterproof and proved to be quite fragile.

The sappers walked along the tracks or roads detectors swinging side to side sweeping an area of ​​about 120 cm. When the coil passed over a mine hum a slightly almost like a sharp cry became very strong. The gauge of the control box also indicated the presence of the mine. At that time the sapper had finished his work with that mine, for it to be marked off by men who followed behind. This procedure proved to be very effective. The picture changed when the American army landed in Italy, the SCR-625 was found to be much less effective than in the desert sands. This was due to the high iron content of the soil and the countermeasures taken by the Germans. They began to use less magnetic and anti-personnel mines were installed in wooden boxes instead of its metal frame. Another problem arose when operators began to show fatigue due to the weight of the equipment. The SCR-625 was not used under fire since it was necessary to stand being an easy target. Moreover, rain ruined many of these detectors as they are not prepared to operate under this element. Europe was also used but also failed to achieve the success it achieved in North Africa.


Sources:
BRAYLEY, M. “American web equipment 1910-1967 ” Concord Press, 2006
Technical Manual TM 11-1122

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada